Teorías de la Constitution view, Worm view y Stage view y el intento de resolver las paradojas de la Estatua de barro y del gato Tib/Tibbles

Por Adriana Labastie

I Paradoja

Definición, paradojas de coincidencia temporal y presentación de las paradojas de la Estatua de barro y de Tib/Tibbles

Debemos partir de lo más simple para tratar de encontrar una solución a lo más complejo, por lo que considero oportuno comenzar este ensayo contestando a la pregunta: ¿qué es una paradoja?

Una paradoja es una proposición, en apariencia verdadera, que lleva a una contradicción lógica, a una situación que infringe el sentido común. Las paradojas, no solo sirven para mostrar la complejidad de la realidad, sino que también sirven para retar a la mente humana haciéndole ver sus limitaciones.

Algunas son paradojas solo en apariencia, otras se contradicen en sí mismas, por lo que son consideradas paradojas en sí mismas, mientras que otras dependen de cómo sean interpretadas para que se les considere o no como tales.

Las paradojas que se presentan en las siguientes líneas son las paradojas de la coincidencia temporal.

Lo que pone de manifiesto estas paradojas de la coincidencia temporal es que no parece posible mantener a la vez las tres tesis del sentido común. Y, cuáles son esas tesis del sentido común que no parecen respetar estas paradojas. La primera de estas tesis dice que los objetos empiezan a existir, y persisten y perecen de acuerdo a ciertos principios, según el tipo de objetos que sean. A estos principios se les llama “principios de existencia”, porque determinan cómo un objeto de cierto tipo empieza a existir, y “principios de persistencia”, principio que determina como un objeto de cierto tipo continúa existiendo o perece. Por ejemplo, los seres humanos comienzan a existir, siguen existiendo y perecen de acuerdo con el principio de existencia y al principio de persistencia para los humanos. Si nos cortamos el pelo, seguimos existiendo, pero no pasaría lo mismo si nuestro corazón dejara de funcionar. Esto ocurre en todos los seres humanos.

En el caso de una estatua por ejemplo, esta comienzan a existir, persiste y perece de acuerdo al principio de existencia y al principio de persistencia para las estatuas. Una estatua no podría existir si no hubiese existido un humano que no hubiesen tenido ciertos estados intencionales para crearla. Lo mismo para todas las estatuas.

La segunda de estas tesis es la que se conoce con el nombre de “Ley de Leibniz”. Intuitivamente, si un objeto a es idéntico a un objeto b, entonce a y b comparten todas sus propiedades, puesto que no es posible que un objeto difiera de sus propias propiedades.

Y, por último, la tercera de estas tesis es la tesis de la no-coincidencia. Intuitivamente, pensemos en dos objetos materiales: una pieza de barro y una estatua, como veremos más adelante. La pregunta es ¿pueden ambos objetos estar ocupando el mismo espacio? Aparentemente no. No es posible que dos objetos materiales distintos puedan ocupar el mismo espacio en el mismo instante.

La estatua de barro y Tib/ Tibbles, paradojas de coincidencia temporal

Veamos qué dicen las paradoja de la estatua de barro y la paradoja de Tib/Tibbles que serán las paradojas que se tratarán a lo largo de las siguientes líneas.

Comenzamos por la paradoja de la estatua y la pieza de barro. Habiendo ya mencionado los distintos principios de sentido común, supongamos que en el instante temporal t1, creamos una Estatua uniendo dos piezas de barro que habíamos moldeado con anterioridad. Llamamos a la pieza de barro resultante de esa unión “Barro”. Según la tesis de la no-coincidencia, Estatua y Barro son exactamente el mismo objeto. Así, según la ley de Leibniz, Estatua y Barro tienen las mismas propiedades. Ahora bien, supongamos que un rato más tarde de creada nuestra estatua, en t2, decidimos destrozarla porque no nos agrada y terminamos teniendo en nuestras manos una pieza de barro amorfa. Según el principio de la persistencia para las piezas de barro, Barro mantiene su existencia, pero según el principio de persistencia para las estatuas, Estatua ya no existe. Pero cómo es posible si antes habíamos dicho que Barro y Estatua tenían las mismas propiedades?  Ahora resulta que con este principio de la persistencia Barro existe en T2 y Estatua no?

¿Qué pasa con la paradoja de Tib/Tibbles? Bien, “Tib” es  el nombre, en t1, de todo el gato menos de su cola. En t2, Tibbles pierde su cola y, como dice el principio de persistencia para los gatos, éste sigue existiendo. Así, en t2, Tib no parece haber perdido su existencia puesto que no ha cambiado. Pero, dado que Tib y Tibbles, en t2, ocupan el mismo espacio, por la tesis de la no-coincidencia, son uno y el mismo objeto. Así, por la Ley de Leibniz, Tib y Tibbles tienen las mismas propiedades. Pero Tib y tibbles ocupaban espacios distintos en t1, y así tiene propiedades distintas. ¿Cómo se pueden resolver estas paradojas? ¿Tienen alguna solución?

II Constitution View, Worm view y Stage view y el intento de aplicarlas en las paradojas de la estatua de barro y del gato Tib/Tibbles.

A continuación presentaré tres teorías que pretenden resolver estas paradojas. Estas son la Constitution View, la Worm view y la Stage View.

Teoría de la constitución

Comencemos por la Constitution view o Teoría de la Constitución. Según esta teoría hablar de constitución es distinto a hablar de la identidad de un objeto. Se habla de una relación de constitución cuando un objeto constituye otro objeto en un momento preciso del tiempo. Por ejemplo, en el caso de la paradoja de la estatua de barro, el barro constituye la estatua.

Según Lynne Baker, filósofo americana y profesora en la Universidad de Massachusetts, la idea básica que hay en la Teoría de la constitución es la de que cuando un objeto con ciertas propiedades se encuentra en una determinada circunstancia, se crea un nuevo objeto con nuevas propiedades. Baker pone por ejemplo El David de Miguel Ángel y dice que, cuando la pieza de mármol se encuentra en las circunstancias de ser moldeada por Miguel Ángel, con la intención de crear la  estatua, en este caso El David, si el escultor concreta su intención, entonce crea la estatua.

Para Baker, cada objeto es fundamentalmente de cierto tipo, un tipo primario que responde a la pregunta qué es fundamentalmente ese objeto. Un tipo que determina cuáles son sus condiciones de existencia y de persistencia. Es así que para la idea de que dos objetos en el mismo lugar en el mismo momento, lo que va en contra el primer principio del sentido común se ha explicado anteriormente, Baker denominará primary kind, aquello que cada cosa es más esencialmente. Por ejemplo el tipo primario de una estatua es el ser una estatua y el de Tibbles es ser un gato. Pero también, para Baker, los objetos pueden ejemplificar lo que es el tipo primario de aquellos objetos con los que mantienen relaciones de constitución. Esto lo podemos ejemplificar diciendo que el mármol con el que se construirá El David tiene como tipo primario ser una pieza de mármol, pero de forma derivada también ejemplifica el de ser una estatua. Modificando este principio, el criterio del segundo principio seguirá siendo válido tanto para la paradoja de la estatua de barro como para la paradoja de Tibb y Tibbles

Baker añade también a la idea de las primari kind unas circunstancias específicas necesarias para que el objeto sea el tipo de cosa que es, a las que llamará las G- Favorable circunstances: con esto expone su definición de x constitutes y at t en base a una serie de condiciones que debe cumplir. De esta manera se reformula en la teoría de la constitución el primer principio. Estas circunstancias G-favorables incluyen las propiedades que tienen que ser ejemplificadas para que sea un G. En un momento de tiempo y lugar en particular, la presencia de circunstancias G-favorables es una condición necesaria, pero no suficiente, para que la propiedad de ser un G sea creada en el momento del tiempo y lugar preciso. Ahora, la presencia de un objeto de un tipo primario adecuado a ciertas circunstancias G-favorables es suficiente para que la propiedad de ser un G sea ejemplificada en ese preciso instante y lugar. Con esto lo que se quiere decir es que hay solo determinadas circunstancias en las que se pueden crear ciertas cosas, como por ejemplo, la creación de una estatua se da en una determinada circunstancias y la creación de una persona se da en otras completamente distintas. La condiciones favorables las determinará por ejemplo en el caso de la creación de la estatua una teoría correcta que explique cómo crear una estatua a la que se le han de añadir las intenciones del escultor así como también cierto mundo, como el llamado mundo del arte.

Ahora bien, la definición que Baker da de la relación de constitución en un momento de tiempo determinado es la siguiente

X constituye a y en = def. existen diferentes tipos primarios y G y circunstancias

G-favorables tales que:

(1) x es del tipo primario & y es del tipo primario G &

(2) x e y son espacialmente coincidentes en t; &

(3) x está en circunstancias G-favorables en ; &

(4) ∀[(es del tipo primario & está en circunstancias G-favorables en ) →∃u

(u es del tipo primario G & u es especialmente coincidente con z en t)]; &

(5) ◊∃ {(x existe en t & ¬∃w [w es del tipo primario G & w es espacialmente coincidente con x en t])}; &

(6) Si y es inmaterial, entonces x es también inmaterial.

Según Baker las cláusulas en (4) y (5) dependen del contexto. Para cada situación actual habrá situaciones alternativas relevantes que se han de tener en cuenta. Aunque la relevancia la determinarán los hechos de la situación actual, las leyes de la naturaleza han de ser constantes.

Por otra parte, para evitar que la cláusula (4) sea insustancial, las alternativas relevantes tiene que incluir siempre algunas en las cuales el F está en circunstancias G-favorables.

En lo que refiere a la cláusula (6), esta requiere que si hay objetos inmateriales constituidos por otros objetos, no estén constituidos por otros objetos completamente materiales, menciona en esta cláusula la idea cartesiana de la constitución del cuerpo humano en un cuerpo y un alma.

Con lo visto hasta el momento, el problema que surge en la mayoría de las paradojas referente a tener dos objetos ocupando el mismo lugar en un mismo tiempo como en los casos de la estatua de barro y el caso del gato Tib/Tibbes, queda resuelto fácilmente en cuanto ya no habrá identidad entre estos dos posibles objetos que están implicados en el problema ya que uno constituirá al otro.

 

Teorías de las partes temporales

En las teorías de las partes temporales se consideran siempre los objetos en determinado momento de tiempo, considerándose partes temporales de un objeto a través del tiempo. Las teorías que se explicarán a continuación son las

 Worm View

Según la Worm View o perdurantismo se hablará de partes temporales de cada objeto, teniéndose en cuenta cada vez que hablamos de x objeto, hablamos de un objeto en el determinado lapso temporal t. Son agregados o sumas de partes temporales y están en una determinada región espacial según tienen ahí una de estas partes espaciales. En esta teoría, se considera tanto la parte temporal como todo lo que le corresponde al propio objeto como parte de otro objeto, es así que la rueda de una bicicleta es considerada un objeto, entendiendo como un worm, que tendrá su propia existencia en cuatro dimensiones en la que, en determinados momentos de tiempo coincidirá en el espacio con la parte del worm “bicicleta”.

Dada esta nueva concepción de la palabra objeto podrá darse el caso en que dos objetos diferentes coincidan exactamente en el espacio y en el mismo instante, lo que permitiría dar solución a la paradoja de la estatua de barro por ejemplo, ya que coincidirían en cuanto estatua temporalmente con el barro a partir de un cierto momento de tiempo, reformulándose así el principio primero de sentido común de la siguiente manera: dada una región espaciotemporal no pueden haber dos o más objetos materiales distintos coincidiendo en sus partes temporales en esa región espaciotemporal.

Esto queda claro para la paradoja de la estatua de barro. Ahora bien, en lo que refiere a la paradoja de Tib y Tibbles, tampoco implicaría problema alguno dado que aunque coincidan espacialmente en t2, serán Worms diferentes en su completa valoración. Coinciden en un determinado momento, dos objetos  de diferentes tipo.

Lo que hace compleja la resolución de este caso es la implicación de un ser vivo y no de un objeto inanimado como puede ser la estatua de barro. El hecho de presentar la paradoja con un ser vivo implican mayor reflexión.

Stage View

Por último veremos la Stage View o teoría de los estadios. Esta teoría dice que los objetos son instantáneos, no son más que las partes temporales o estadios temporales. El objeto ya no es worm. Ahora pasamos a congelarlos. Congelamos en estadios temporales. En esta teoría se habla de objetos instantáneos, lo que parece suponer toda perdida de persistencia de los objetos.

Cada objeto instantáneo puede tener contrapartidas temporales. Quienes respaldan la teoría los estadios temporales se apoyan en la contrapartida temporal para decir que el que algo persista es debido a la relación entre objetos diferentes en instantes temporales diferentes, consiguiéndose así la continuidad, aunque sin que la mesa en tx sea idéntica a la mesa que será algunos minutos más tarde. Con esto lo que se quiere decir es que todo objeto es objeto en partes temporales instantáneas, pero en relación con otros objetos en otras partes temporales.

Sabiendo esto, podemos decir que la Stage wiew resuelve las paradojas de la estatua de barro y de Tibb y Tibbles de la siguiente manera;

En el caso de la estatua y el barro, se resuelve la contradicción dado que ya no se puede pasar, por ejemplo, del enunciado “El barro-t2 pesaba x gr.” al enunciado “La estatua pesaba x gr.”, puesto que son objetos diferentes y hay una relación de contrapartida entre el objeto “barro-t2” y objeto “barro-t1”, pero no la hay entre “estatua” y “Barro-t1” por lo que no hay por qué decir el segundo enunciado .”la estatua pesaba x gr.”

En el caso de Tibb y Tibble sucede exactamente lo mismo. Tibbles-t1 tiene su relación de contrapartida t2 con Tibbles-t2, otro objeto. Y lo mismo para Tib-t1, con una relación de contra partida, esta es la del gato sin cola.

Con la idea de que los objetos duran solo instantes, esta teoría se torna muy flexible dado que permite resolver los problemas inventando las relaciones de contrapartida necesarias.

Bibliografía:

– Baker, Lynne Rudder, On Making things Up: Constitution and Its Critics. Philosophical Topics. Vol. 30, Nº1, Spring 2002.

– Baker, Lynn Rudder, Persons and Bodies: A Constituition Veiw, Cambrige Studies in Philosophy, Cambridge.

– Actas del IV Congreso de la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía de la Ciencia en España (Valladolid, 3-6 de noviembre de 2004) http://www.fyl.uva.es/~wfilosof/webMarcos/Actas.pdf

Stanford enciclopedia of Philosophy

http://plato.stanford.edu/entries/material-constitution/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s